10 Mitos De Nutrición Desmentidos

En la era digital hay una gran cantidad de información a la mano, permitiéndonos descubrir nuevas cosas sobre nosotros mismos, nuestras aptitudes y nuestra nutrición; la información es tanta que a veces, es difícil filtrar la información utilizable de la ola de dietas de la moda y especulaciones no probadas. Lo mismo pasa con la información de boca en boca, sus amigos pueden haber escuchado algo de otro amigo, que lo escuchó de alguien más, y así sucesivamente… y antes de darnos cuenta, llegamos a una situación en la que nadie tiene idea de cuál fue el punto de origen. Es ahí dónde empieza nuestro problema: no siempre es posible investigar los llamados "hechos" aceptados desde hace años. Es por eso que con la finalidad de optimizar tu nutrición hemos tomado los principales mitos de la nutrición y los desmentiremos para ti.

Los Huevos Son Perjudiciales Para El Corazón

Este es uno de esos mitos existentes por mera intuición, junto con el viejo dicho “eres lo que comes”. Los huevos contienen colesterol, por lo que tendrán un efecto negativo en los niveles de colesterol en la sangre, ¿cierto? Pues no realmente.

Es cierto que los huevos contienen colesterol, y los niveles altos de colesterol se relacionan con enfermedad cardiovascular, pero el colesterol ingerido a través de tu dieta tiene un efecto mínimo sobre los niveles de la sangre. El hígado produce mucho más colesterol cada día de lo que podrías consumir en tus alimentos, y en presencia de grandes cantidades de colesterol en tu dieta, el hígado reduce su producción.

Otras moléculas, como las grasas trans, ciertas grasas saturadas, y grandes cantidades de azúcar tienen una influencia mucho mayor en el colesterol de la sangre que el colesterol en sí, por lo que, si tu objetivo es reducir tus niveles de colesterol, enfocarte en reducir estas moléculas sería un excelente comienzo.

Los Alimentos Integrales Son Buenos Para Todos

Desde hace mucho tiempo ha crecido la tendencia de mantenernos alejados de carbohidratos refinados, como pasta y pan blanco, y es un consejo común que para perder peso y estar más saludable deberías reemplazarlos con cereales enteros.

El problema con esto es que las personas comúnmente relacionan “Contiene Granos Enteros” como una etiqueta que garantiza la salud, cuando en realidad podrían existir una gran cantidad de carbohidratos refinados y aditivos en ese producto.

Otro punto a considerar es la sensibilidad de algunas personas a ciertos aspectos de los cereales, como el gluten, estos compuestos por lo regular están presentes en mayor cantidad en productos integrales ya que no existió un proceso de refinamiento. Si los cereales no van contigo tal vez quieras cambiarlos por otras fuentes de carbohidratos complejos, como el camote.

Todas Las Grasas Son Malas

Afortunadamente, aunque ha llevado tiempo, cada vez hay más investigación y conciencia que revela los beneficios de ciertas grasas, como las monoinsaturadas que se encuentran en el aceite de oliva, que son esenciales para la salud.

La genética desempeña un papel en la sensibilidad individual a las grasas, y aunque hay algunas grasas que son universalmente malas, como las grasas trans y las grasas que han sido oxidadas por altas temperaturas, muchas personas pueden tolerar las grasas saturadas de fuentes de alimentos enteros muy bien. Muchos de estos alimentos, como las carnes orgánicas, tienen el beneficio de contener vitaminas liposolubles como A, D y K.

Las grasas son en realidad una gama muy diversa de moléculas, por lo que el etiquetado general de todo el grupo como bueno o malo es incorrecto. Para un bienestar óptimo, es importante centrarse en los alimentos que tu cuerpo necesita y puede manejar bien, y tu estilo de vida, junto con tu genética, puede ser la base de tus decisiones sobre esto.

Tienes Que Pasar Hambre Para Perder Peso

Contar calorías en las dietas restrictivas, se está convirtiendo rápidamente en una cosa del pasado después de que las personas que se privaban de comida durante el día y leían todas las etiquetas de su comida encontraron que la dificultad de apegarse a una dieta de este tipo superaba sus posibles beneficios.

El hecho es que el recuento restrictivo de calorías puede llevarte a omitir nutrientes que tu cuerpo requiere para su función normal y saludable. Los carbohidratos y las grasas han caído ambos presa de esto, a menudo siendo eliminados completamente de las dietas en un intento de perder peso, pero la ausencia completa de cualquiera de los dos puede eventualmente conducir a problemas hormonales.

Reducir la ingesta de calorías por debajo de tu requerimiento diario sigue siendo fundamental para perder peso, pero hay maneras más sostenibles de hacerlo que sentir hambre todo el tiempo. Para una pérdida de peso sostenible a largo plazo, come cuando tengas hambre, pero enfócate en las comidas que te ayudarán a sentirse lleno, como las altas en fibra y proteínas, sin obsesionarte con el contenido de calorías.

Los Carbohidratos Por La Noche Engordan.

Esto puede parecer sentido común, pero el cuerpo no siempre se comporta de la manera que asumimos. El mito es que al comer carbohidratos tarde en la noche, cuando estás inactivo, serás incapaz de quemarlos, y tu cuerpo se verá obligado a almacenarlos como grasa. Esto es falso por un par de razones.

En primer lugar, la tasa metabólica de reposo del cuerpo durante la noche es en realidad muy similar a durante el día debido a los numerosos procesos regulatorios que se producen durante el sueño. En segundo lugar, si te has ejercitado intensamente durante el día, entonces tu metabolismo permanecerá elevado durante toda la noche mientras tu cuerpo se repara y repone las reservas de energía.

Recuerda que el cuerpo construye músculo cuando está en reposo, no durante el entrenamiento, y este es un proceso de consumo de energía que ocurre independientemente de la hora del día.

Cocinar Cambia El Valor De La Proteína

Si hubiera una diferencia entre la proteína cruda y la proteína cocida, entonces verías a más gente eligiendo la opción cruda cuando están interesados en construir músculo.

Aunque el acto de cocinar cambia la estructura de la proteína a través de la "desnaturalización", no significa que haya más o menos proteína en tu comida. Durante la digestión, la proteína se descompone en aminoácidos antes de ser absorbida, y esto es cierto independientemente de que esté cruda o cocida.

Así que cocina sin temor, y recuerda, comer carne cruda o mal preparada aumenta las posibilidades de infección de cualquier bacteria activa, perjudicial que esté presente.

Haz Pequeñas Comida Durante El Día

No hay prueba de que comer comidas pequeñas te permita absorber más nutrientes que comer el desayuno, el almuerzo y la cena habituales. La verdad es que es más probable que consumas la misma cantidad de calorías durante todo el día, sólo en diferentes etapas.

Mientras que algunas personas prefieren comidas pequeñas porque se siente psicológicamente más fácil, o no les gusta sentirse demasiado llenas, la ingesta total de alimentos durante todo el día es un factor mucho más importante que la forma en que las comidas se dividen.

Las Etiquetas Nutricionales Son Siempre Exactas

Es reconfortante creer que todo lo que vemos presentado en los paquetes de comida en el supermercado es cierto, pero, desafortunadamente, no siempre es así. Es muy difícil mostrar la información exacta del artículo particular que estás viendo, ya que el contenido de muchos alimentos puede variar según la estación, la región, el peso y el tamaño.

Los números exhibidos son a menudo promedios, y pueden ser una buena estimación, pero son de ninguna manera exactos.

Bajo En Grasa Es Mejor

Durante varias décadas las grasas, en particular las grasas saturadas, se han mantenido como el chivo expiatorio para todo tipo de enfermedades relacionadas con la dieta, en particular las enfermedades del corazón. Con el tiempo estamos aprendiendo que puede no ser tan simple, y que gran parte de la narrativa contra la inclusión de las grasas en la dieta se basó en pruebas negativas.

La grasa tiene un alto contenido de calorías, por lo que es importante controlar su consumo si estás preocupado por el aumento de peso. Sin embargo, los productos bajos en grasa no son necesariamente la respuesta, ya que muchos reemplazar la grasa con aditivos artificiales y azúcar, lo que puede tener otras implicaciones para tu salud. Además, las calorías de azúcar pueden dificultar tus esfuerzos de pérdida de peso.

En general, se necesita un enfoque medido de las grasas. Considera tus necesidades personales, lo bien que toleras la grasa en tu dieta, y tu sensibilidad personal – tus genes pueden ayudar a informar esto.

Las Dietas De Moda Funcionan Para Mantener El Peso

Siempre hay una nueva dieta surgiendo que promete resolver los problemas del mundo, y en un tiempo récord. Es fácil caer en el atractivo de estas promesas, pero no te dejes engañar. Una dieta eficaz toma tiempo, y el cambio duradero sólo viene de elegir una estrategia a la que puedas apegarte.

Mientras que las dietas de moda pueden ser temporalmente efectivas, a menudo a través de la restricción de calorías extremas, no son sostenibles ya sea psicológica o fisiológicamente, ya que a menudo llevan a la gente a recuperar todo el peso perdido, si no más, cuando vuelven a sus hábitos anteriores.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario