El alcohol y tu dieta, mucho más que calorías vacías.

 

 

El creciente número de clubes, bares, festivales y eventos deportivos han contribuido a que la cultura moderna del alcohol vaya en aumento. Para las personas que se enfocan en su salud, desean aumentar su masa muscular, perder peso o reducir el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con el consumo regular de alcohol, disminuir su ingesta resultará beneficioso.

Antes de empezar, es necesario saber lo que le pasa a nuestro sistema cuando consumimos alcohol. La consideración más importante es que tan pronto el alcohol entra en nuestro organismo, el cuerpo comienza a trabajar para expulsarlo; excelentes noticias, ya que el alcohol se vuelve tóxico rápidamente si se acumula. En primer lugar, el alcohol se procesa en el estómago, en dónde alrededor del 20% pasa al torrente sanguíneo, viajando al cerebro de inmediato, es por esto que podemos sentir los efectos de una bebida alcohólica relativamente rápido. Después el alcohol restante se procesa en el hígado.

Cuando eliges seguir una dieta ya tendrás propósitos definidos como mejorar tu habilidad atlética, perder peso o aumentar músculo. El alcohol puede frenar tu progreso en todas, contiene casi el doble de calorías que las proteínas y los carbohidratos, calorías que muchas veces son llamadas “vacías” ya que no nutren el cuerpo. Esto puede echar abajo tu dieta ya que estás ingiriendo mucho sin obtener algo a cambio, cuando el alcohol está en el organismo, el cuerpo lo utiliza como fuente de energía antes que otros nutrientes como grasas y carbohidratos, lo que lleva a subir de peso.

Pero no se acaba ahí, el alcohol tiene otro efecto sobre nosotros. Beber grandes cantidades de alcohol puede bajar los niveles de azúcar en la sangre y disminuir el control de nuestros impulsos, por lo que una respuesta natural es buscar comida satisfactoria.

Esto no quiere decir que el alcohol es completamente malo y que deberías evitarlo a toda costa; ingerir alcohol con moderación se ha asociado con reducir el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, sobre todo en las personas que presentan cierta variación del gen ADH1.

Beber una o dos cervezas en una noche de fiesta con amigos no es dañino, pero si tu meta es mejorar tu salud y nivel de fitness, entonces reducir tu consumo de alcohol resultará benéfico.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario