Genética Aplicada al Deporte

Como información general se menciona que la practica regular de actividad física
moderada brinda diversos beneficios a la salud a nivel físico, psicológico y biológico, siempre y cuando se tomen en cuenta principios básicos como el principio FITT (Frecuencia, Intensidad, Tipo y Tiempo) y basado en una adecuada planificación de expertos calificados para llevarla a cabo; con base en lo anterior, el Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM por sus siglas en inglés) nos menciona que se deben de realizar 150 minutos de actividad física moderada con una frecuencia mínima de 3 días por semana para mantener las capacidades físicas funcionales en las personas adultas (Garber et al., 2011), sin embargo si estas se quieren desarrollar son necesarios 240 minutos mínimos por semana. La ciencia ha avanzado a pasos agigantados en donde existen diversos tipos de entrenamiento y diversas herramientas para lograr los objetivos de manera más rápida y efectiva, cuidando la salud y sin poner en riesgo a la persona.


Una herramienta del sigo XXI es la genética aplicada al deporte, en donde no
únicamente es realizar un entrenamiento basado en tus capacidades, esto va mas allá, es desarrollar, programar y simplemente observar los resultados obtenidos de manera efectiva y en un periodo de tiempo mínimo en relación a otro entrenamiento, es potencializar tus capacidades, es lograr aquel resultado que deseas, es alcanzar esa disminución de grasa corporal, ese aumento de masa muscular y mucho más basado en la lectura de tu perfil genético. Si bien se menciona que cada persona es diferente, la genética nos dice exactamente en qué y porque.

 

Dra. En Ciencias de la Cultura Física. Liliana Aracely Enriquez del Castillo.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario