¿Qué es el ADN y por qué es importante conocerlo?

El ADN es una molécula biológica que tiene 4 posibles formas Adenina (A), Timina (T), Guanina (G) o Citosina (C). Las diferentes combinaciones que se presenten en la molécula son lo que conocemos como genes. Por ejemplo, si una molécula de ADN presenta la secuencia AGCAGATCGGAT codifica para un gen, pero si presenta la secuencia GTCAGGGCTAGTCA entonces codificará para otro gen diferente.

 

Podemos inferir entonces que el orden de estas secuencias de As, Ts, Gs y Cs es de suma importancia. Si la secuencia se altera lo suficiente tendremos un gen completamente distinto. Sin embargo, si tenemos dos secuencias casi iguales, con una alteración en sólo una de las letras, entonces los genes que resultarán serán muy parecidos aunque no iguales.

 

Esto es algo que pasa en nuestras células: imagina que tu tienes un gen ATGTAGC y tu amigo tiene ATGTGGC. Ese pequeñisimo cambio de A por G hace que tu gen sea más rápido para procesar la cafeína (suponiendo que se trate del gen de la cafeína). Así es como la genética influye en nuestro metabolismo.

 

Pero ¿qué implicaciones tiene procesar la cafeína más rápido o más lento (o cualquier otra molécula)? La cafeína es una molécula que estimula nuestro sistema nervioso, por lo que si la procesamos muy rápido no tendrá tiempo de actuar y su efecto durará muy poco. Por otro lado, si nuestro gen de la cafeína tiene una variante que lo hace trabajar más lento, entonces la cafeína permanecerá en nuestro organismo más tiempo, prolongando sus efectos estimulantes. Esto se traduce al final del día en que unas personas necesitan MAS cafeína y otras MENOS cafeína para obtener el mismo efecto,

Estos cambios tienen efectos similares en otras moléculas que consumimos como las vitaminas, lácteos, alcohol, sodio, carbohidratos y grasas. Si nuestros genes involucrados en el procesamiento de estas moléculas tienen alguna variante, nuestro cuerpo puede procesarlos más rápido o lento, resultando en efectos diferentes de los mismos alimentos en diferentes personas.

Esto es la Nutrigenética, el estudio de los genes para comprender por qué diferentes personas responden diferente a los mismos alimentos.

 

Sin embargo, no es el único rubro en el que la genética tiene influencia. Por ejemplo, variantes en nuestros genes pueden hacer que una persona sea más propensa a una enfermedad como cáncer, o que produzca más fibras musculares o que los huesos se formen de manera correcta. En todos estos casos es importante la regulación. Si bien no queremos que nuestros huesos tengan poca densidad y desarrollemos osteoporosis, tampoco queremos que exista una formación excesiva como en la enfermedad de Fibrodisplasia.

Para esto es importante conocer nuestra genética, tener mucho de una molécula puede ser igual de dañino que tener poco. Si conoces cómo son tus genes puedes regular tu estilo de vida para no consumir de más ni de menos y estar en un estado óptimo de salud en el que te sentirás lleno de vida.

 

Genetic Partner Manuel Martínez Martínez
Máster en genómica y proteómica
Xenetic
Av. Vasconcelos #196 col. Del Valle, SPGG, Nuevo León
(81) 2092 4456
manuel@xenetic.mx
www.xenetic.mx
Instagram: @xeneticmx
Facabook.com/xeneticmx


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario